Música

Nacen con el sol

Por el carril del pentagrama van

Entran en el túnel del oído

Con parada en el corazón

De ahí veloces al cerebro.

Un impulso que mil cosas hace

Desde un tatareo

Pasando por el silbido

Un tímido canturreo.

Una voz, o varias.

Un instrumento, o varios

El trinar de un pájaro

Llenan tu cuerpo de sentimientos

Alegres, tristes, enérgicos.

El tiempo no pasa

Tu siempre estas

Do, re mi, fa, sol.

Nos haces bailar

Un pie mover

Saltar, brincar, desplazar

Al ritmo de las notas

Acorde a un compás

Ya sea bien o mal

Lento o rápido

Tienes duende

Flow, color, calor

Alma de soul

Alma de blous

Alma de rock

Espíritu libre, ganador

ganamos al oir cada letra

ganamos por leer cada canción.

Nos transportas a un mundo mejor.

Mar de palabras

Intensa es la luz que en mí despierta, ella es la más bella y hermosa persona en este mundo, serían miles las palabras que por ella describiría, pues hace enorme mi sentimiento, incluso me pondría a escribir un soneto, quién, a mi nada ni nadie ahora me lo impedimenta, pues con ella, el amar y la música van unidas de las manos, ya que es este amor tan de verdad, que hace ser el origen de la música que en mí se produce, todo es paz, como un océano de agua mansa.

Ahora gozo de pasión, llegando al éxtasis que me embriaga el corazón, como si de un hechizo o embrujo se tratara, si antes estaba exánime, no fue más que un inciso en mi vida, a ella debo este vivir y sentir, pues ha de ser el ave fénix, el resurgir del latir en mi corazón.