Payaso

Payaso, payasa: Artista de circo, generalmente vestido y maquillado de forma llamativa, que hace gestos y escenificaciones graciosos o grotescos y cuenta chistes para divertir y hacer reír al público. Adjetivo · nombre masculino y femenino.

Coloquial, persona que hace reír a los demás con sus bromas, ocurrencias, gestos o acciones.

Pues como te lo digo, el otro día vi una pelea en la calle de dos hombres que no sé por qué discutían pero se pegaban de lo lindo y me acuerdo que uno le llamo al otro payaso y le respondió con no sé qué palabrota más un puñetazo que le dejó la nariz sangrando, si es que está la gente alterada con esto del covid este, que si las mascarillas y el ocio, salir de noche y ya ves todo para eso, la cuestión amigo es que casualidades de la vida ese mismo día en la noche vi por la tele un reportaje sobre los payasos, y me encantó, ¿te acuerdas de esos que al salir al escenario decían eso de ¿cómo están ustedes?” y los chavales que estaban de espectadores gritaban ¡bieeeen! y que graciosos eran, a mí siempre me han gustado y me gustan, es una pena que no haya ahora payasos como los de antes, me encantan porque hacen reír a niños y mayores por igual y eso no es fácil ¿entiendes? Son como unos héroes al conseguir eso y más con los tiempos que corren, yo si alguien me llama payaso le doy las gracias y ¿tu?

Ojo vago

Cuando era pequeño, entró en clase un niño con una gran  tirita que le cubría el ojo, no sabíamos qué le pasaba, unos incrédulos y comparecientes le preguntaron qué le pasa porqué tenía el ojo así, otros se reían de él, yo me quedé al margen y mi imaginación que vuela “hasta el infinito y mas allá” como diría guz light year, pues me imaginé como un temido pirata, y jugamos a eso, a ser barbarotas o barba azul, a falta de barbas, un cruel corsario, siempre en busca de algún tesoro y aunque no os lo creáis, en ese juego lo encontramos, si,  si,  tal cual, a día de hoy lo seguimos conservando, uno de los grandes tesoros.

La amistad.