En la piscina

Uf, que calor tengo, menos mal que este año ya tenemos la piscina y nos podemos bañar, además quiero tomar un poco el sol para coger algo de color, que hoy viene mi hija con su novio, es un portento, y además abogado, tiene un cuerpo que es de pecado, sobre todo por los pensamiento impuros, mas que pensamientos son fantasías, casi mejor ni pienso que me da mas calor, me recuerda al de la tele, el presentador de no que programa, que bueno que esta, de tanto pensar en él me ha entrado sed.

Julio cariño ¿me puedes traer un vaso de agua por favor?-

Míralo es igual que un oso, eso si un oso dócil, amaestrado, con esa barriga que tiene ahora que dejó de fumar, que no para de comer o mejor de engullir un día le va a dar algo, si es que no para.

Aquí tienes amor, tu agua-

Gracias-

Le doy varios tragos, como lo necesitaba, si es que a poco me deshidrato.

Al instante veo que entran mi hija y su novo, ese pedazo de pan, les saludo,

Buenos días ¿Cómo están los tortolitos?- les doy un par de besos, cuando estoy a su lado le examino de arriba a bajo con un a mirada rápida, furtiva y concisa.

Cambiaros, poneros los bañadores, así podréis tomar el sol y bañaros que hay que disfrutar del día- les animo.

Ellos, prácticamente a la vez sueltan con gran alboroto,-¡nos casamos!

Que alegría os casáis que felicidad estoy emocionada- digo, me acerco para felicitarlos, me arrimo al novio y me dejo caer como entre desmayo y torpeza, me agarra fuerte entre sus brazos, fue un instante, pero que instante, me levanto y les abrazo efusivamente, si es que este chico esta fuerte, pero de verdad.

Mas tarde se cambian y salen en bañador, que cuerpo, que culo, si ese abdomen es una teta que me comería gustosa, si es que va provocando, intento centrarme pero me es imposible, así que me doy un baño en la piscina para refrescarme, salgo y me voy a mi cuarto a cambiarme, dejo que por un instante me aborden las fantasías, pero me interrumpe el pitido del móvil, es Alex, mi hijo, que viene a comer con su novia, esa fulanilla, ya me imagino a mi marido babeando todo el día tras ella y haciendo payasadas, hoy tendré que visitar al párroco a confesar estos pecadillos, eso si como  pille a Julio haciendo algo con la guarra de la novia de Alex se la corto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s